Buscar en este blog

Cargando...

jueves, 26 de abril de 2012

Capítulo 11

Os dejo el once he intentaré subir el doce esta noche.


Capítulo 11
Llegamos al Capitolio al caer la noche. Se me estaban empezando a cerrar los ojos cuando de repente Nulurú dio un gritito de emoción que inmediatamente sustituyó por unos saltitos impacientes. Yo me levanté del sofá y me dirigí a la ventana.
- Ya hemos llegadooooo.-dijo nuestra otra acompañante con voz cantarina y melodiosa.
-Es simplemente...increíble- murmuré yo al contemplar la enorme ciudad con extravagantes edificios y sus más aún extravagantes habitantes que saludaban y gritaban al vernos llegar.
Miré a Thresh que mostraba la misma expresión de emoción contenida que yo. Me guiñó un ojo y siguió mirando por la ventana y saludando. Nunca nos habín prestado tanta atención. Jeirá nos indicó que recogiesemos nuestras cosas y nos dió dos grandes maletas. Yo no tenía nada que meter pero el vestido morado me había gustado tanto que decidí llevarmelo. Tal vez fuese la única prenda bonita que iba a llevar en toda mi vida, o en lo que me quedaba de ella. Nos bajamos del tren y fuimos al edificio donde deberíamos alojarnos estas semanas. Era una estancia muy bonita, moderna y delicadamente Capitoliense. Bueno, la verdad es que derramaba capitolieidad por todos los costados. En una esquina estaba mi habitación y fuí directa a ella. Al ver la enorme cama me derrumbé en ella. Era suave y reconfortante. Pero mi felicidad se acabo al ver entrar a Jeirá comunicándome que un estilista me tenía que....poner guapa. Yo me levanté a duras penas de la cama y la seguí arrastrando los pies. No se como llegamos a un gran pasillo segmentado por cabinitas donde un montón de personas se ocupaban de los tributos. Jeirá me enseño donde estaba mi cabina y se despidió dando saltitos y agitando la mano. Dos pares de ojos me observaron detrás de una cortina. Luego, los dueños de los ojos salieron a la luz dejando al descubireto un cuerpo morado con sombra de ojos plateada, pinta labios plateados y un aro enorme en la nariz y un cuerpo amarillento con largas pestañas naranjas y grandes labios deformes a causa de las operaciones.
-Ohhh, miralá, que niñita más adorable. Y es muy guapa, pero está muy sucia.-Dijo la mujer morada. Ese comentario me hizo sentir mal ya que me había duchado tres veces ese día y debería oler a rosas y lavanda.-Yo soy Sondra y ella el Merinda. Somos tus estilistas. Y ella es Luba. Es la estilista jefe.
Luba salió al descubierto dejandome ver su rostro, suave y fino con un leve tono verdoso y unas pestañas plagadas de rímel acompañadas por un gran y pesado vestido con encima yna larga bata blanca.
-Encantada.



Capítulo 10 viviendo en el distrito 11


Siento el retraso....los exámenes me apresan!!!



Capítulo 10
Rue
La luz se filtraba perezosa entre las cortinas, invadiendo con su resplandor toda la habitación. Yo estaba desconcertada; nunca había dormido en otro sitio que no fuese mi dura y fría cama. Primero me frote los ojos y luego intente ubicarme. Entonces recordé todo: el duro día de la cosecha, la despedida en el edificio de Justicia, la bochornosa cena, la reflexión en la bañera, la charla con Thresh y sus últimas palabras: “mañana hablamos. ’’ La verdad es que me habían sorprendido bastante, creía que Thresh era uno de esos chicos que dejan los cabos sueltos, que si dicen que no, no dan explicaciones. Pero al parecer me equivocaba. Jeirá no tardo en asomar su colorada y pintada cara por la puerta advirtiendome que el desayuno empezaba dentro de unos minutos. Yo me cepille mi espeso pelo y me puse unos sencillos vaqueros y una bonita camiseta-vestido azul cielo con volantes. Seguía sintiendome fresca, guapa y segura, bueno, todo lo segura que se puede estar sabiendo que te iban a matar en unas semanas.  Pronto fui a desayunar, pero mientras estaba andando una robusta mano me agarro por la muñeca tirando de mí. Me encontré frente a Thresh que me miró profundamente y me dijo suavemente:
-Yo te quiero proteger, pero sé que puedes ganar tú sola. Te ayudaré siempre que lo necesites pero la arena es grande y no puedo seguirte, me he entrenado duro y no puedo hecharlo a perder protegiendo a una chica que sé que puedes hacerlo tú sola- Me acarició la mejilla tiernamente, algo no muy propio de él, y me sonrió.Luego se fue andando con paso rápido.
Yo, confusa, le seguí hasta el comedor oliendo ansiosamente el apetitoso desayuno. Unos grandes goffres cubiertos de un líquido pringoso adornaban el plato y un espeso zumo de naranja decoraba la suntuosa jarra. Me senté rápidamente al lado de Thresh y le dediqué una amplia sonrisa.
Al menos tenía un amigo en toda aquella masacre.

miércoles, 25 de abril de 2012

Un tributo

Aprovechando la idea de Cristina_98 y Dulce_97 he decidido poner esto en mi blog. Gracias chicas:


Un tributo no te desea suerte, desea que la suerte esté siempre de tu parte.
Un tributo no te aconseja sobre tu vida, te aconseja que sigas vivo.
Un tributo no sacude el brazo al despedirse, se besa tres dedos y te señala.
Un tributo no te dice "sírvete", te dice "coge otro muslo".
Un tributo no te dice "querid@", te dice "precios@".
Un tributo no se impresiona, acaba de ver a Finnick Odair en ropa interior.
Un tributo no se queda mudo, se queda avox.
Un tributo no es antipático, tiene tanto encanto como una babosa muerta.
Un tributo no te pregunta, te dice algo real o no real.
Un tributo no está ansioso por la película, TODOS LOS TRIBUTOS LO ESTAMOS!

martes, 24 de abril de 2012

Blogs interesantes

Si os aburrís en internet, podéis meteros en estos blogs tan interesantes:


http://www.myownstoriestoyou.blogspot.com.es/

My own stories...to you

Un blog dedicado a mis historias






http://juegoshambrehaymitch.blogspot.com.es/Afiliados elite
Fan-fics y novedades sobre haymitch


http://todosobrejoshhutcherson.blogspot.com.es
Todo sobre nuestro querido Josh

Afiliados élite




writebyalexis.blogspot.com.es/
Una historia sobre los juegos del hambre

http://ljdh-fueradelagua.blogspot.com.es/
Fan-fic de Finnick y Annie

domingo, 22 de abril de 2012

Hunger games spain ya tiene tuenti

Visitadnos en:
http://www.tuenti.com/#m=Page&func=index&page_key=1_2500_70146434 

Mi crítica (con spoliers)

Bueno, como acabo de volver de ver la película, me toca criticarla. La verdad es que un año de espera a valido la pena, pero no era como me lo imaginaba. En algunas escenas la cámara se movía demasiado rápido, quitaron partes que creo yo que no deberían haber quitado y todo sucede demasiado rápido. Pero me ha encantado ya que los efectos eran increíbles, me sorprendieron con las mutaciones de lobo del final; los actores clavaron a sus personajes, fueron fieles al libro y ha estado genial en general. Pero, si tendría que puntuar le pondría un 9 o 8'50 ya que no ha sido mi favorita. Comentad lo que os ha parecido.
Un besazo.

sábado, 21 de abril de 2012

Capitulo 9 Viviendo en el distrito 11


Os dejo el 9, que lo disfrutéis y...¡¡A COMENTAR!!

Capítulo 9

Rue

Después de la curiosa cena me fui directa al baño ya que me dí cuenta de que seguía con mi olor sucio del trabajo en los campos. Abrí el grifo y comprobé la temperatura del agua. Me sorprendí al notar el suave tacto del agua caliente y tibia en mis oscuras manos. Nunca me había duchado con agua caliente y eran pocas las veces que me duchaba. Esperé a que se llenase y me desnudé. Introducí un pie en la bañera y acto seguido lo retiré al abrasarmelo. Luego lo volví a introducir junto al otro pie y me agaché hasta sentarme en el suelo de la gran bañera. Me gustaba pensar cuando estaba en el agua, me relajaba y me despejaba la mente. Estuve unos minutos pensando en silencio y luego, no se porqué, silbé como un sinsajo. Luego entoné otras melodías que había oido en los campos de sembrado. Saqué los dedos de debajo del agua y me los miré. Estaban arrugados y me extrañó ya que nunca se me habían puesto así, tal vez porque nunca estuvieron tanto tiempo a remojo. También saqué el pie y me lo miré pensativa. Estuve pensando en toda la masacre que dentro de unas semanas iba a cubrir la arena. Estuve pensando en todos mis hermanos pequeños, agazapados delante de la pequeña televisión que teniamos en casa viendo como la gente iba muriendo poco a poco, rezando porque no llegase mi hora. Estuve pensando en lo aterradas que estarán todas las familias del resto de los tributos, estuve pensando en todo lo que se divertirá el Capitolio viendo como nos matabamos unos a otros. Estuve pensando en lo injusto que era todo...estuve simplemente pensando en un poco de todo. Iba a necesitar un aliado. Sería difícil de sobrevivir si no tenía a nadie que pelease junto a mí. Eso era lo que iba a hacer, aliarme con alguien.
Cuando me cansé de permanecer en el agua salí y me sequé con la suave toalla roja. Me vestí con un cómodo pijama que había encontrado en el armario y me dirigí a mi habitación. En el pasillo choqué con Thresh que gruñó y siguió andando malhumorado. Necesitaba hablar con él, él era fuerte y sabía hacer bastantes cosas así que sería bastante bueno como aliado. Le cogí de la muñeca y se giró molesto.
-Emm...tengo que hablar contigo-le dije tímida.
-Sueltaló. Ya- dijo impaciente moviendo el pie de una forma un tanto molesta.
-Necesito aliados...soy débil y pequeña y necesito sobrevivir-le dije con un hilillo de voz mientras intentaba soltar unas cuantas lagrimillas para ablandarle un poco.
-¿Y...?
-Pues...que tu eres fuerte y te has estado entrenando.
- No quiero aliarme con una mocosa. Yo no quiero aliados, quiero ganar yo solo.
-¿Y no quieres intentar salvar la vida a una persona?-le grité llorando al fin, esta vez con lágrimas de verdad.-Eso es ser un desalmado.
- Mañana hablamos.-me dijo él y se fue.
Me giré y seguí andando furiosa, triste y fuera de lugar. Esto no iba a ser fácil...

viernes, 20 de abril de 2012

Hoy el gran estreno y ayer Jennifer Lawrence en el hormiguero

Hoy, queridos tributos, es el estreno de la esperada película Los Juegos del Hambre en España (por fin) Si ya la habéis visto comentad poniendo antes la frase entre paréntesis:(hablando sobre la peli LJDH)

¿Visteis ayer el hormiguero 3.0? Jennifer Lawrence estuvo genial hablando de la película. Simpática, guapa y divertida. Entre otras cosas, hizo un juego lamado Los huevos del hambre, muy divertido; también jugo a el juego de mesa de los Juegos del hambre, inventado por el mago del hormiguero; dispararon con el arco;hicieron atravesar una sandía con un chicle (impresionante) y hicieron arder un sinsajo enorme con una cerilla y nata o crema para afeitar. Si queréis verlo clicad en este enlace: http://www.antena3.com/videos/el-hormiguero/2012-abril-19-2012041900014.html

jueves, 19 de abril de 2012

Capitulo 8 viviendo en el distrito 11

Espero que os guste...SOLO UN DÍA TRIBUTOOS


Capítulo 8
Rue
La cena fue bastante extraña. En la mesa nos sentamos la mujer y el hombre del Capitolio, Jeirá y Nulurú,  y el ganador de unos Juegos pasados, llamado Guerile. Era un hombre delgado pero musculoso, de unos treinta y pocos años, rubio oscuro y tez muy blanca, nada normal en el distrito 11. Su brazo, al lado del brazo oscuro de Thresh contrastaba llamativamente. Yo estaba sentada al lado de Jeirá y le dirigia miradas nerviosas de vez en cuando pero ella me contestaba con una amplísima sonrisa y decía: ``Que niñita tan encantadora. ’’  Nos trajeron el primer plato que consistía en una espesa sopa anaranjada de aspecto apetitoso y un platito de pan tostado con mantequilla y algo más encima. Yo cogí precipitadamente la cuchara y la hundí torpemente por mi falta de experiencia con los cubiertos. La sopa estaba muy buena, sabía a zanahoria y pollo y la ingerí rápidamente hasta que me dolió la tripa. Aún así seguí tomandomela gustosamente. Jeirá me miró con los ojos abiertos durante unos segundos y luego rió melosa. Thresh también comía rápidamente y sin modales y le dirigí una sonrisita tímida. Mi plato quedó vacio en poco tiempo y levante la mirada ansiosa, deseando el segundo. Entonces mi mano se dirigó directamente hacia el platito de tostadas aunque no llegó a completar su objetivo ya que la gran mano Capitoliense de Nulurú me detuvo y me hizo mirarle a los ojos. Yo, cohibida, le miré esperando que me reprimiese por mis malos modales pero en cambio me sonrio y me dijo dulcemente:
-Ahora, antes de seguir comiendo, vamos a conocernos un poquito más ¿Vale?
-No-le contestó fríamente Thresh.
-Sí-respondió Guerile con el mismo tono entrecerrando sus ojos azules hielo.
-Muy bien, empecemos. Yo soy Jeirá, soy del Capitolio y canto muy bien.-Empezó Jeirá y comenzó a cantar penosamente.
Yo hundí la cara entre las manos exasperada ante aquel acto rídiculo.
- Yo me llamo Nulurú, soy del Capitolio y sé cocinar. Estas tostadas las he hecho yo.-dijo señalando el platito.
Yo iba a coger una tostadita hasta que recapacité y decidí no hacerlo al enterarme quién era el cocinero.
-Yo me llamo Guerile, soy del distrito 11 y sé matar.-Dijo friamente mirando desafiante a Thresh, que había alzado la ceja de una forma un tanto superior.-¿Quieres que te lo demuestre?
-Yo me llamo Rue, soy del distrito 11 y se...mmmm...recoger frutas.-Dije para cambiar de tema antes de que se pegasen con un hilillo de voz.
¿De verdad yo era así...? Yo...era solo un objeto del Capitolio, solo eso...

miércoles, 18 de abril de 2012

capitulo 7 viviendo en el distrito 11


Siento el retrasooo!! Aquí os dejo el séptimo...

CAPÍTULO 7
RUE
Llegó la hora. Cogimos el tren de camino al Capitolio. También nos acompañaron el extraño hombre del Capitolio y el ganador de unos juegos del hambre. Miraba a Thresh nerviosa, esperando dislumbrar algún rastro de temor. Nada, estaba impasible. En cambio yo derramaba terror por todos los lados de mi cuerpo. El tren era muy moderno visto desde fuera; era alargado, gris y blanco.
Nos subimos al tren. Por dentro era más lujoso aunque menos moderno que. Las paredes eran doradas, había velas colgadas y bonitas persianas de terciopalo con encajes también dorados. Una mesa con bonitos tallados reposaba en una esquina con una bonita vajilla. Me dirigí con paso tembloroso a mi habitación guiada por el hombre del capitolio. Una vez allí me tumbé cansada en la cama. Cerré los ojos e inspiré fuertemente. La almohada olía a detergente caro, lavanda y plástico. Entonces volví a llorar, avergonzandome de mí misma. No quería parecer débil, esa técnica ya había sido usada, pero me costaba dejar de pensar en mi vida, en mi antigua vida. Cuando dejé de sollozar me giré y miré a mi alrededor. La habitación era gris y cuadrada. En una esquina había un gran armario de cristal negro y de puertas corredizas y en una pared había dos enormes ventanas. También había una cómoda con unos cuantos cuadros de flores y paisajes que animaban la fría habitación y una mesilla de noche al lado de la cama con un jarrón y flores coloridas. Me levanté, me acerqué al armario y lo abrí. Había muchísimas camisetas, pantalones, faldas, vestidos y zapatos preciosos. Mi mirada se posó en un bonito y delicado vestidito morado a juego con unos leotardos blancos y unas botitas moradas. Sin pensarlo ni un momento me quité mis roídos pantalones pirata y la camiseta manchada y me puse el vestidito, solo para ver como me quedaba. Fue increíble. La ropa era muy suave y cómoda. Me solté el pelo y lo cepillé a conciencia con un pequeña cepillo que había en la cómoda. Emocionada, dí vueltas sobre mis pies, riendo y olvidandome de todo lo sucedido. Entonces una mujer que había visto en el escenario de la plaza entró sobresaltándome.
-¡Que bien, ya estás vestida!- Me dijo colocándose el extravagante lazo en su espesa cabellera pelirroja.-Te iba a pedir que lo hicieses, la cena empieza en media hora.
Salió de la habitación y yo me quedé perpleja. Me acerqué a la ventana e intenté ver mi reflejo. Estaba bastante bien, parecía otra Rue, nueva,feliz y guapa. Luego me concentré en el exterior. Un paisaje salpicado por vacas pastando. Pensé donde estaríamos, seguramente no haíamos avanzado mucho. Pereo cada vez estabamos más cerca de...la muerte.